UMBERTO LENZI: CAPO DE GÉNEROS

¡Quién le iba a decir al joven Umberto Lenzi cuando empezaba sus estudios en el Centro Sperimentale di Cinematografia, ahora llamada la Scuola Nazionale di Cinema, que pasaría a la historia como uno de los directores más importantes del cine de explotación! Él quería ser como Raoul Walsh o Sam Fuller, pero cincuenta años después está hasta los “coglioni” de que le pregunten por su rivalidad caníbal con un tal Ruggero Deodato.
Que sí, que yo también conocí a Lenzi con infectas copias vhs de Caníbal Feroz, La invasión de los Zombis Atómicos y Comidos Vivos… ¡Y bien que las sigo disfrutando! Pero oigan, que ahora con esto de Internet y las reediciones en DVD no hay excusa.
Sus pasotes gore siempre formarán parte de nosotros, sin embargo, para conocer al mejor Lenzi y descubrir su verdadera dimensión como director hay que adentrarse en los suburbios de Roma, Nápoles o Sicilia, con sus violentos poliziescos, o dejarse hipnotizar por su musa Carrol Baker y sus odiseas psycho-sexuales en glorioso formato giallo-visión. Peplums, spaghetti westerns, euro-spy, sandokanes… El cine de géneros europeo, el de pipas y programa doble de sábado tarde, no sería lo mismo sin él. Umberto Lenzi lleva casi veinte años retirado de la dirección, pero a sus ochenta años sigue viajando por diferentes festivales donde le homenajean y dedican retrospectivas. Y él tan contento.

-Mr Lenzi, ¿a qué se dedica actualmente?
U.L: Ahora me gusta escribir thrillers. Los ambiento en el mundo del cine italiano de los años cuarenta y cincuenta. Mezclo historia y suspense como en uno de mis últimos libros, DELITTI A CINECITTÁ, que tuvo gran éxito en Italia. Hace poco salió la secuela TERRORE AD HARLEM.

-Como si de un giallo se tratase, ¿quién fue el asesino del cine de género en Europa? ¿Tal vez las superproducciones yanquis?
U.L: ¡El asesino del cine de género en Europa ha sido la televisión!

-¿Qué le parece que directores “modernos” y de éxito admiren sus películas? Un ejemplo de esto serían Tarantino y Robert Rodríguez, de hecho PLANET TERROR (2007) está algo más que inspirada en LA INVASIÓN DE LOS ZOMBIS ATÓMICOS (Incubo sulla città contaminata, 1980); amén de que el director de Pulp Fiction (1994) es fan confeso de sus películas policiacas…
U.L: Soy amigo de Quentin. Estuve con él en le Festival Internacional de Cine de Venecia en el 2004. Allí nos conocimos y nos caímos muy bien. Quentin y Joe Dante presentaron el pase de mi película Orgasmo (1969). Por supuesto, soy feliz de que admiren mis películas.

-Precisamente la última película de Tarantino es Inglorious Basterds, desde el título un homenaje al espíritu de los films bélicos italianos de serie B. Usted rodó un buen puñado, como LA BRIGADA DE LOS CONDENADOS (La legione dei dannati, 1969), LOS JÓVENES LEONES (1978), DE DUNKERKE A LA VICTORIA (1979)…
U.L: Sí, he rodado varias películas de guerra. Pero es lógico, porque además de director de cine, también soy historiador del siglo XX. Me encantan las dos cosas.

-Uno de los mejores directores de películas de guerra era Sam Fuller, por el que usted siente mucha admiración…
U.L: Sí. De Fuller me gusta su falta de conformismo, como hombre y director.

-Antes hablábamos de LA INVASIÓN DE LOS ZOMBIS ATÓMICOS (Incubo sulla città contaminata, 1980) filmada en Madrid, al igual que muchas otras como SANDOKÁN, EL MAGNÍFICO (Sandokan, la Tigre di Monpracem, 1963) en Castelldefels o EL OJO EN LA OSCURIDAD (Gatti rossi in un labirinto di vetro, 1975) que fue rodada en Barcelona. ¿Cómo recuerda trabajar en España?
U.L: Buff…He rodado por toda España. He trabajado en Madrid, Barcelona, Mallorca, Almería… y muchos otros lugares. En mayo de 1968, siendo anarquista, en lugar de rodar LA HORA DEL CORAJE, quería hacer la revolución como la de Durruti en Barcelona en 1936. De verdad era la hora del coraje, pero no lo tuve bastante… (risas).


-Usted ha dirigido varios giallos. Su trilogía formada por ORGASMO (Orgasmo, 1969) ASÍ DE DULCE, ASI DE MARAVILLOSA (Cosi Dolce… Cosi Perversa, 1969) y UNA DROGA LLAMA HELEN (Paranoia, 1970) son de lo mejor del thriller italiano de la época. Todas tenían a Carrol Baker como protagonista…
U.L: ¡Carrol era una mujer cojonuda!... ¡Pero no lo escribas así!... (risas).

-LA MÁSCARA DE KRIMINAL (1968), basada en un cómic, es toda un cult-movie hoy en día. ¿Cómo se gestó el proyecto?
U.L: Tuve la idea de rodarla cuando estaba leyendo el cómic. Lo escribí sin nada de sangre ni de violencia. Era una coproducción con Copercines, de Madrid. El productor, Eduardo Manzanos, era un fascista y no amaba las matanzas… ¡a no ser que fueran de rojos!

-Uno de mis géneros preferidos es el poliziesco, donde usted tiene una de las filmografías más potentes. Sus primeros pasos en el género fueron LOS CLUBS DE LA DOLCE VITA (Milano Rovente, 1973) y MILANO ODIA (Milano Odia: La Polizia non Puó Sparare, 1974).
U.L: Creo que Milano Odia es, de verdad, un gran film, como Roma a Mano Armada (Roma a mano armata, 1976) y Nápoles Violenta (Napoli violenta, 1976). También le tengo un gran cariño a Da Corleone a Brooklyn, que dirigí a finales de la década de los setenta.

-Conozco Da Corleone a Brooklyn. En España se tituló MATAR AL TESTIGO (1979) y el protagonista era Maurizio Merli…
U.L: Fue la última película con él. Filmada en Sicilia y Nueva York. Muy amarga en el final de la historia. A Maurizio lo recuerdo como un actor valiente, generoso y fuerte…sin embargo esto no le valió lo suficiente.
(nota: Merli murió en 1989 con tan solo 49 años de edad)


-¿Es verdad que para Milano Odia había pensado un papel para el gran Richard Conte?
U.L: Sí, sí… es cierto. Conte debía haber hecho el papel del comisario Walter Grandi, pero su repentina muerte lo mando todo al traste. Al final su personaje lo encarno Henry Silva.

-Milano Odia es una obra maestra del género con un tremendo Tomas Milian de protagonista. Con el “actor’s Studio” cubano volvería atrabajar en más títulos. ¿Era tan especial como dicen?
U.L: Milian es un gran actor y un hombre de honor. Ahora vive y trabaja en Estados Unidos con éxito.

-Milian interpreta a un policia llamado Rambo en DESAFÍO A LA CIUDAD (Il Giustiziere sfida la città, 1975) película que parece una especie de revisitación en clave poliziesca del Yojimbo de Akira Kurosawa ¿era esa su intención?
U.L: Más bien de Por un Puñado de Dólares y por extensión de la película de Kurosawa.


-Dardano Sacchetti y usted escribieron el guión de CON LA LEY Y CON EL HAMPA (Il Trucido e lo Sbirro, 1976) donde aparece por primera vez Sergio Marazzi “Monnezza”, uno de los alter ego más populares de Milian. ¿Cómo surge este personaje tan característico?
U.L: Fue fácil, sólo había que ojear las crónicas de sucesos de aquel tiempo para encontrarse a muchos Monezzas.

-Dos últimas, Sr.Lenzi. ¿Cuál es la actriz más bella con la que ha trabajado? ¿De que películas se siente más orgulloso?
U.L: La actriz más bella... después de Carrol Baker está Mónica Randall, o sea Aurora Julia de Barcelona. Películas me quedó con Milano Odia y también con Orgasmo.

Muchas gracias señor Lenzi, verá que no le he preguntado sobre sus películas de caníbales y su rivalidad con Ruggero Deodato…
U.L: Perdóname, son tonterías. No hubiera contestado.

Entrevista realizada en julio de 2009 
-Gerard f. Ordel-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada