EL GATO DE LAS NUEVE COLAS

FICHA TÉCNICA
T.O.: Il Gatto a Nove Code
Aka: The Cat o' Nine Tails
Director: Dario Argento
Año: 1971
País: Italia-Francia-Alemania
Música: Ennio Morricone
Actores: Karl Malden, James Franciscus, Catherine Spaak, Horst Frank, Cinzia De Carolis, Rada Rassimov, Pier Paolo Capponi, Carlo Alighiero, Ugo Fangareggi, Jacques Stany

REVIEW
Una noche, mientras vuelven a casa, Franco Arno (Karl Malden) , ciego de nacimiento, y su sobrina Lori (Cinzia De Carolis) son testigos de una siniestra discusión entre un ladrón y un chantajista, que acaba en asesinato. A pesar de su invalidez, Franco colaborará con el periodista Carlo Giordani (James Franciscus) para desentrañar el misterio que se oculta tras una enrevesada trama de espionaje industrial y crímenes brutales. Ambos parten de una teoría según la cual las tendencias psicopáticas de un individuo pueden ser detectadas estudiando la configuración de sus cromosomas.
Cuando un joven director romano debutó con su primera película en 1969 El pájaro de las plumas de cristal, todos sabían que era hasta ahora un guionista estupendo que había participado en títulos como Hasta que llegó su hora/ C'era una volta il west, aka Once Upon a Time in the West (la historia del argumento es suya), pero nadie podía sospechar que con esta película batiría todos los records inimaginables de taquilla y sería la primera en consolidar un género que haría Historia en el Cine: “el giallo”.
Si bien este pájaro era un objeto animal que aquí figuraba como objeto de decoración, elemento en la memoria para desvelar el entresijo de un asesinato; su siguiente película también jugaría con esta ambigüedad temática porque El gato de nueve colas se refiere a un látigo utilizado para torturar doncellas y que tiene nueve tiras, y que le sirve para buscar en el subconsciente de la memoria una pista que conduzca a descubrir un asesinato del que ha sido testigo un ciego, ayudado por un intrépido periodista.
Con más presupuesto y protagonizada por Karl Malden y Catherine Spaak (actores que ya habían trabajado juntos en Hotel de Richard Quine en 1967), y también por James Franciscus; Dario Argento consigue una película de emoción trepidante donde no faltan intervenciones de altura en actores como Horst Frank o Rada Rassimov, todo ello adornado con una estupenda música de Ennio Morricone que combina temas atonales y de suspense con otros melódicos (“Ninna nanna in blú”).
La película queda pues como un producto muy bien facturado que alcanza un clímax de suspense trepidante (recordemos la escena donde una persona es arrojada al Metro y lo arrolla), que tiene además un inteligente desarrollo del que va desgranando elementos hasta conseguir un sorprendente final. Para todos aquellos que no la conozcan, El gato de las nueve colas puede depararles momentos inolvidables.
APUNTES Y CURIOSIDADES
-El film británico de culto Nervios rotos (Twisted Nerve, 1969), revalorizado desde que Quentin Tarantino usara su sintonía en Kill Biill, es una de las principales fuentes de inspiración del guión escrito por Luigi Collo, Dardano Sacchetti y el propio Argento. También en El gato de la nueve colas podemos encontrar influencias de La escalera de caracol (The Spiral Staircase, 1945) de Robert Siodmak para la RKO.
-La escena del cementerio donde es profanada la tumba de Bianca Merusi (Rada Rassimov), es un guiño-homenaje a las inclinaciones necrófilas de Edgar Allan Poe. 
-En la citada escena del cementerio, en una de las lápidas se puede leer la inscripción "Di Argento", como nombre del ocupante de la tumba.
- En los planos donde sólo se muestran las manos del asesino, son las manos de Dario Argento.
-El escritor pulp Fredric Brown fue una de las grandes influencias de "la trilogía zoológica". El pájaro de la plumas de cristal es básicamente una adaptación libre de la novela "The Screaming Mimi". En la peli que aquí nos ocupa, también encontramos ecos de la obra literaria de Brown. La dupla que forman  Karl Malden y James Franciscus recuerda a  los detectives amateurs Ed y Am Hunter, protagonistas de "La trampa fabulosa" y "La dama en peligro". Y también la divertida secuencia de la barbería, donde James Franciscus es afeitado a navaja mientras lee una noticia sobre un barbero loco, es muy similar a un pasaje de "The Screaming Mimi".
- En la escena en la casa del padre de Anna (Catherine Spaak) donde Carlo (James Franciscus) se encuentra con ésta, nos remite a la novela de Raymond Chandler "El sueño eterno" (The Big Sleep) y el primer encuentro del detective  Philip Marlowe con Vivian Regan en la mansión del padre de Vivian.
Seguramente, muchas de las novelas citadas y otras de estos escritores, fueron editadas en Italia con portada amarilla.
Review by: Antonio Domínguez López (reseña) 
 Gerard Fernández Ordel (apuntes y curiosidades) 

MÁS IMÁGENES DEL FILM

LOS SIETE MAGNÍFICOS

FICHA TÉCNICA
T.O: The Magnificent Seven
Dir: Antoine Fuqua
Año: 2016
País: USA
Música: J.Horner/S.Franglen
Cast: Denzel Washington, Chris Pratt, Ethan Hawke, Vincent D'Onofrio, Lee Byung-hun, Manuel García-Rulfo, Martin Sensmeier, Haley Bennett, Peter Sarsgaard, Matt Bomer, Kevin Wayne, Thomas Blake, Miles Doleac, Jonathan Joss

REVIEW
Es casi inevitable sentir cierta desconfianza cuando llega un nuevo remake de algún título considerado como "mítico". Casi siempre estas nuevas versiones son actualizaciones masticadas para las nuevas generaciones y seguramente también con intención de atraer la curiosidad de espectadores más veteranos, cinéfilos y fans del original. Una vez vista, pienso que este remake de Los Siete Magníficos (The Magnificent Seven, 1960) es un muy buen remake... de otro remake; tal vez una excepción dada por algunas particularidades del film de Sturges. Los Siete Magníficos de 1960 no era una obra maestra ni un título imprescindible dentro de su género, pero sí como ya es sabido era una buena adaptación de una gran historia de samurais japonesa de Akira Kurosawa, Los Siete Samurais (Seven Samurai, 1954) trasladada al Oeste americano. Además contaba con un reparto de actores carismáticos y de peso que ha jugado a su favor con el paso de los años y con la música más famosa de las películas de vaqueros con permiso del tándem Morricone-Leone.
No estoy nada de acuerdo con muchas críticas que he leído de esta nueva versión del 2016, la mayoría la tachan de políticamente correcta: que si cambian un calvo por un negro, que si el elenco multirracial por aquello de la descriminación positiva, que si evita trasladar la acción a un poblado mexicano... Prejuicios y más prejuicios a mi modo de ver. No niego que yo mismo tenía también mis reticencias y que no siento especial simpatía por Denzel Washington, para mí actor algo sobrevalorado. Pero, a los cinco minutos ya estaba metido en la historia.
El director afroamericano Antoine Fuqua, del que sólo había visto Training Day (2001) precisamente también con Denzel Washington y Ethan Hawke, que han trabajado con él en más películas y no creo que sea casualidad que también cuente con ellos aquí. Bueno, retomando y resumiendo, que tampoco me quería alargar mucho con divagaciones: el parecido en esta peli de Washington con el icono del cine blaxploitation Fred Williamson es tremendo, y creo que tampoco esto es casual.
No veo descabellado pensar que Antoine Fuqua tomara como modelo para su héroe negro a Williamson y sus westerns; sobre todo su estética en Boss Nigger (El Sheriff negro, 1975) y  Joshua (1976), pero también La leyenda de Nigger Charley (The Legend of Nigger Charley, 1972) y El regreso de Nigger Charley (The Soul of Nigger Charley, 1973).
Por otra parte, tampoco seamos hipócritas o desmemoriados ¿Cuántas veces hizo Charles Bronson de Indio o Mestizo? Unas cuantas. Aquí sin rodeos el personaje de Bronson es sustituido por un indio comanche, que en esta versión de Fuqua se hace llamar Cosecha Roja (Red Harvest), como la novela negra de Dashiell Hammett en la que se basó Akira Kurosawa para otra película de samurais, Yojimbo (1961) que serviría de "inspiración" para que Sergio Leone hiciera su primer western, Por un puñado de Dólares (Per un pugno di dollari, 1964). Y los ojos y rasgos de James Coburn (aficionado a las artes marciales en la vida real) daban su toque en aquel elenco y hacía de experto lanzador de cuchillos, son reemplazados directamente por un coreano (Lee Byung-hun) con el mismo arte. Como tantos otros sutiles homenajes y guiños que podemos vislumbrar en esta película, no sólo hacia la película de John Sturges, también al género western en sus muchas vertientes.
El malo, que se aleja del rol marcado por Eli Wallach y su personaje Calvera, en esta ocasión está muy cercano a los pérfidos villanos terratenientes del Spaghetti Western, todo un cliche de los westerns mediterráneos, a los personajes encarnados por Franco Ressel en Oro Sangriento (Ehi amico... c'è Sabata hai chiuso!, 1969) o al Eduardo Fajardo de Django (1966), por poner dos ejemplos un poco conocidos. Como curiosidad apuntar que Yul Brynner protagonizaría en 1971 la secuela de Oro Sangriento, titulada Adiós Sabata (Indio Black).
Podíamos hablar de la súper ametralladora, de la venganza secreta de un ahorcado y de cómo usa el legendario tema de Elmer Bernstein. Pero esto ya me está quedando demasiado largo. En fin, que creo que la peli es muy disfrutable y tiene suficiente entidad propia. Que el director no se límita al trámite del remake plano y políticamente correcto. Toma sus propios referentes con conocimiento y gusto por el género, para facturar un honesto y entretenido western siglo XXI. ¿Tampoco hay ahora ningún Steve McQueen, no? Bueno, hay un tipo que se llama igual, pero es director, negro, gordito, inglés, le dan Oscars y, aunque tiene talento y buenas intenciones, le pierde un poco el postureo moderniqui. Al protagonista de La Gran Evasión, Bullit, Papillon, El Rey del Juego o La Huída nunca le dieron un Oscar. Es lo que hay.
Review by Gerard Fernández Ordel

SEMÁFORO ROJO

FICHA TÉCNICA
T.O: Cani arrabbiati
Aka: Semaforo rosso
/ Rabid Dogs
Dir: Mario Bava
Año: 1974
País: Italia
Música: Stelvio Cipriani
Actores: Riccardo Cucciolla, Maurice Poli, George Eastman (Luigi Montefiori) , Don Backy (Aldo Caponi), Lea Leander (Lea Krueger)

REVIEW
“Han venido los de los CAHIER DU CINEMA y mi hija me ha dicho que querian saber el tejido conjuntivo entre esa placa que oscila al comienzo de la película SEI DONNE PER L’ASSASSINO, mientras hay una tormenta, y el teléfono que cae cuando la Bartok muere. Yo tampoco me acordaba cómo acababa la película.” Señoras y señores, esto era Mario Bava. Probablemente el más extraordinario director “artesano” italiano, el rey indiscutible del bajo presupuesto.
No obstante los limitados recursos económicos a su disposición y actores frecuentemente no estaban a la altura de la situación, Mario Bava ha conseguido rodar verdaderas películas de culto. Inventó el horror gótico al estilo italiano con LA MÁSCARA DEL DEMONIO (1960), siguió luego una pequeña obra de arte como LA FRUSTA E IL CORPO (1963). Sería imposible no citar también LAS TRES CARAS DEL MIEDO (1963), en el cual, en el final, podemos asistir a uno de los primeros casos de metacinema. Sin duda son dignas de ser mencionadas otras películas como LA MUCHACHA QUE SABÍA DEMASIADO(1962) y DIABOLIK (1968). Esta breve presentación de Mario Bava tiene como objetivo homenajear a un verdadero maestro del cine italiano, mofado a menudo, y en parte revalorizado despues de su fallecimiento, como ha pasado varias veces con muchos “artesanos” del cine italiano.
En 1974 Mario Bava decidió enfrentarse también al género “poliziottesco”, regalando a los aficionados una de las más hermosas películas de toda la categoría: CANI ARRABBIATI – RABID DOGS. Desafortunadamente, no todo fue bien. De hecho, es la peli maldita de Bava, que nunca llegó a ser proyectada en las salas por quiebra de la productora cinematográfica. Los actores éran Riccardo Cucciolla (Sacco y Vanzetti), Maurice Poli, George Eastman (seudónimo de Luigi Montefiori), productor de la que está considerada la primera película porno italiana, o sea SESSO NERO (1979) y el mítico Don Backy, el cantante italiano que tuvo mucho éxito en los años 60 y 70.
LA PELICULA: Cuatro bandidos atracan a una sucursal bancaria y en el conflicto armado muere uno de ellos. Los tres que quedan son: el “doctor” (Maurice Poli) que es también el jefe de la pandilla; “bisturi” (Don Backy), llamado así por su habilidad con el cuchillo y “treinta y dos” (Eastman) que debe su sobrenombre a las dimensiones de su órgano sexual. Los bandidos, seguidos por la policía, para cubrir la fuga, toman a dos mujeres de rehenes, “bisturi” le cortará la garganta a una, y sólo quedará viva María (Lea Krueger).
Los criminales en su huída paran un coche conducido por un hombre de mediana edad, bien vestido y de modos corteses, su nombre es Riccardo (Cucciolla) y suben a bordo, amenazandole de muerte. Pronto se dan cuenta que en el coche también está un bebé muy enfermo que Riccardo está llevando urgentemente al hospital. La fuga de los delincuentes será una pesadilla para los rehenes: durante todo el viaje “bisturi” amenazará a los desventurados con su cuchillo, “treinta y dos” intentará violar a María y el pobre infante será utilizado como cenicero. La tensión en el auto va creciendo más y más con el pasar de las horas, los criminales, ya exhaustos y bajo presión, empiezan a pelearse entre ellos y casi en el momento en el cual “treinta y dos” está para violar a María el “doctor” le dispara, hiriéndole. Mientras tanto, durante una parada en una gasolinera, una mujer pide a los bandidos que la lleven en coche...
COMENTARIO: Violencia injustificada, sadismo, humiliaciones, locura, diálogos imprevisibles, en una palabra, el PULP, con saludos cariñoso para el excelente Quentin Tarantino, que, probablemente, todavia llevaba pantalones cortos cuando Mario Bava rodaba “Cani Arrabbiati”. Un viaje trastornante a las tinieblas de la mente, puesto en escena con desmesurada maestría por Mario Bava que filma la pelicula casi siempre en el coche y utilizando la luz natural del sol. Semáforo rojo es una película genial, politicamente incorrecta, perturbadora, claustrofóbica y enfermiza. Absolutamente de visión obligada.
CURIOSIDADES – NOTICIAS:
La película fué rodada en tres semanas solamente y casi toda en la autopista que une Roma a Civitavecchia y producido por la Loyola Films.
Desgraciadamente esta joya nunca fué proyectada en las salas de cine. Hubo varios problemas, el muy escaso presupuesto acabó pronto y los actores fueron pagados en parte, sin hablar después de la quiebra de la sociedad que tenia que distribuir la película. En consecuencia, CANI ARRABBIATI ha sido durante mucho tiempo un film practicamente desconocido, aunque sí el guión y unas copias no autorizadas, readaptadas, dobladas, con finales cambiados, etc, han circulado entre los aficionados y han llegado hasta allende el océano.
Se dice que existen por lo menos 6 distintas ediciones de CANI ARRABBIATI. El “descubrimiento” de esta gema perdida se debe casi exclusivamente a la protagonista femenina de la película, Lea Krueger. La hermosa actriz, en efecto, en 1995 logró hacer editar la película en versión DVD, sacando a la luz esta obra de arte olvidada. En 1998 salió tambien la versión para el mercado estadounidense con el título RABID DOGS. Este mismo título ya había sido tomado en consideración por los productores, cuando la película habia sido rodada.
Gracias al apoyo económico de SKY y al empeño de Lea Krueger, en 2004 ha sido acabada la operación que ha llevado al restablecimiento de las conversaciones originales y sobre todo del final, dando vida a la versión definitiva. Para esta versión, por razones de derechos (entre medias apareció alguien que había olido el negocio), no ha sido posible utilizar el título original y se ha tenido que emplear otro: SEMAFORO ROSSO.
Y ahora vamos a Quentin Tarantino. ¿Qué es RESERVOIR DOGS sino el remake actualizado, revisado y corregido de CANI ARRABBIATI – RABID DOGS? Muchas son las analogías, empezando por el título. Además se puede notar que:
1) Durante el atraco matan a unos miembros de la pandilla.
2) Los sobrevivientes de la banda se eliminan entre ellos.
3) La conversacion sobre “Like a Virgin” de Madonna ha sido sin duda inspirado por el personaje de “treinta y dos” y por su parecido con John Holmes.
4) Los protagonistas no tienen nombre sino solamente apodos (bisturi, el doctor, treinta y dos, Mr.orange, Mr.pink...).
5) Hay largas secuencias en coche.
Aunque no os guste particularmente el género poliziottesco, no dejad escapar esta película descollante. Inclinémonos ante el maestro Mario Bava.
Review by Fabrizio Luperto

ARQUEOLOGÍA DE CULTO-BSO/ SOUNTRACKS: THE LAST WAVE (1977)

Increible banda sonora del "misterioso" Charles Wain para La última ola (The last wave, 1977). Comparable y similar a la inquietante atmósfera que creaba la música de Tangerine Dream en la peli de William Friedkin Carga Maldita (Sorcerer, 1977), estrenada seis meses antes. Klaus Schulze, miembro ocasional de Tangerine Dream, volvería a conseguir una pequeña obra maestra dentro de este estilo o subgénero musical del thriller terrorífico en otra película australiana, Next of Kin (en España "Angustia a flor de piel"), cinta de 1982 que vale la pena descubrir y cuya banda sonora resulta igual de fundamental, casi un personaje clave.